Ya tienen su tiempo…

La linkejuntas ya vienen desde hace un tiempo y han sido una increíble experiencia para muchos. Conocer a la gente detrás de un perfil en LinkedIn te conecta en el ámbito laboral pero también en el humano, lo que permite crear verdaderos lazos de colaboración, trabajo e incluso nuevas amistades.

Anímate a participar de esta iniciativa e incluso a organizar tu propia LinkeJunta.

collage-ivan

Te dejamos una artículo publicado por  Iván Köhler en Linkedin que define muy apropiadamente esta iniciativa:

La tremenda oportunidad que nos brinda LinkedIn, y que estás desaprovechando.

Se acabó la inercia.

Hasta ahora, el egoísmo del individualismo que nos han inculcado en el inconsciente occidentalizado, y la competencia a ultranza que nos hace ver como contendores, nos impide conectarnos de manera más próxima, pero LinkedIn, está cambiando eso.

Las Redes Sociales surgieron como una forma de conectar a las personas más allá de sus fronteras físicas. Y obviando su objetivo comercial, el éxito global que han tenido, se debe a que han cubierto una necesidad hasta entonces insatisfecha: La de conectarnos con otras personas más allá de nuestro entorno inmediato, y a través de ellos, conocer otras realidades, otras culturas.

Tímidamente al comienzo, comenzamos a asomarnos por esta ventana virtual, y por primera vez fuimos conscientes de que hay otros que comparten nuestros mismos intereses, no sólo música o películas, sino sueños, esperanzas y anhelos. Formamos grupos, nos comunicamos y organizamos para protestar, para fiestear, para vender, comprar y para cartelearnos.

Pero esto no es nuevo. Ya lo hacíamos en el cole y en la Universidad, donde nos reuníamos a compartir más que materias; socializábamos en fiestas, reuniones, conversábamos, compartíamos nuestras aspiraciones (y no me refiero a esnifar…  bueno, también) y proyectos de vida, pensamientos, críticas, en fin, todo lo que se hace en comunidad. Pero algo se perdió entre ese instante, y el surgimiento de las RRSS.

Nos conectamos virtualmente, pero nos alienamos en la realidad. Hemos ganado en globalizarnos, pero sabemos menos sobre los que hay tras esa pantalla.

Como seres gregarios que somos, necesitamos la proximidad de otros, no sólo nuestros más cercanos, sino de otros seres humanos, con necesidades e intereses similares, pero ya no lo podemos ver, porque la pantalla sólo muestra lo que queremos que vean. Eso nos hace más superficiales, y también nos vuelve más solitarios.

Pero en LinkedIn, al contrario de otras redes, hay profesionales que no temen mostrar lo que son, donde no hay cabida para perfiles falsos, ni nos escondemos tras avatares (no todos, claro, pero hablo de la gran mayoría), y eso es porque los profesionales no nos andamos con bullshit, y si tenemos que dar la cara para hacer negocios o un empleo, vamos a todas, y es justamente lo que hace la diferencia con redes como Facebook o Twitter. Pero todavía nos ocultamos tras un CV, y es un error, porque lo mejor está tras todos esos cartones.

Esa formalidad incómoda que existe en las empresas, ha permeado a esta red, y si vemos algo incorrecto, como esos requerimientos “excluyentes”: “Resistencia al estrés y al trabajo bajo presión” (algo que se presta para abusos, y no debiera existir si la empresa funciona de manera eficiente), nos callamos por miedo a los linke-polis, esos “esto no es fb” o porque hay que ser políticamente correctos, just in case.

Pero esto está cambiando. Lentamente sacamos la voz, y exponemos tanto los abusos como los sueldos de vergüenza que algunos ofrecen sólo porque estamos en crisis, e incluso algunas organizaciones reclutadoras, se niegan a forma parte de esos abusos. Y eso es porque las redes, al igual que las personas que las forman, también evolucionan, y LinkedIn está evolucionando, y así es como, a través de esta Red, nos aproximamos, nos damos cuenta que tenemos más en común que los meros datos de interés profesional, y ahora hasta incluye video para atraer a la Generación Z, los que todavía no salen de sus estudios, pero ya tienen presencia en esta red, y eso está bien, porque el futuro les pertenece, y si nosotros queremos formar parte de ese futuro, también debemos evolucionar.

Pero LinkedIn todavía nos reserva una ventaja más: La posibilidad de reunirnos en el mundo real, no sólo para vender/comprar trabajo, u ofertar productos y servicios, sino para conocer gente como nosotros, buena gente, intelectualmente inquieta, emprendedora, con quienes podemos conversar sobre nuestros proyectos, y nos aportan una mirada fuera de nuestros cerebros, porque ya sabes, si dos cabezas piensan mejor que una, muchas cabezas…

Pero realizar reuniones Live Action, con linkedianos, tiene otras ventajas colaterales:

  • Puedes “tocar” la mercancía (no se pasen rollos): Es muy distinto ver el producto o servicio por la pantalla, que ver en vivo a quien oferta y su compromiso con la calidad, cómo se desenvuelve cuando responde tus preguntas, y puedes apreciar las ventajas del producto, de primera mano.
  • Puedes recibir directamente la retroalimentación de tu público potencial: Si eres tú el que ofrece, puedes ver si funciona tu estrategia comercial, e incluso, puedes pedirle su opinión sobre lo que piensan o lo que creen, deba cambiar o mejorar (eso es algo por lo que usualmente debes pagar, y no poco).
  • Puedes contar con varios linkedianos que promuevan tu emprendimiento: Si tu producto o servicio les ha gustado, dalo por seguro que no van a titubear al momento de recomendarlos. Esa es publicidad de la buena, y gratis.
  • Pueden conocer tus habilidades blandas en directo: En caso de que seas tú el producto (no es malo venderse. Todos lo hacemos en alguna medida), pueden atestigua directamente tus capacidad de empatía, simpatía, tu voz, el cómo te relacionas con otros, cómo te comunicas, todas esas cosas que pones en tu perfil, pero no hay forma de conocer si no es en persona. Cuando postees algo, van a poner voz e imagen a tus palabras, y eso siempre es bueno.
  • Conocer sus habilidades blandas: Y no sólo eso, sino también sus proyectos, sus aspiraciones, y aquello que tienes en común con ellos, y créeme, es más de lo que piensas.
  • Puedes hacer nuevos amigos, conocidos, socios, colegas, es decir, fortalecer tu red de contacto, fuera de la Red (nunca sabes cuándo te vas a quedar sin electricidad. Ve que ocurrió en Venezuela, Grecia, en Chile, para el terremoto del 2010). Las redes de personas pueden hacer la diferencia en circunstancias difíciles, como cuando estás cesante por varios meses o años. Cultivar y crecer tus redes personales, con relaciones cercanas y fuertes lazos de amistad, también hace crecer tu Constructo, y te da la oportunidad de poner en práctica tu Ubuntu.

Finalmente, decir que, el contacto directo con otros, nos ayuda a recobrar nuestra humanidad perdida por la alienación de que hemos sido objeto por tanto tiempo, y nos permite ver el potencial de interactuar en comunidad, algo que no se pierde, porque nunca olvidarás la experiencia de esos Encuentros Linkedianos, donde diste y recibirte aún más.

Abrazo de oso.
Iván Köhler TheWhiteHelmetGuy

FUENTE: LINKEDIN ARTÍCULO ORIGINAL

 

 


 

Licencia Creative CommonsExcepto donde se indique lo contrario, el contenido de este sitio está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.